Sonia Vescovacci

Me llamo Sonia Vescovacci y soy Policía Nacional desde el año 2003.

La mayor parte de mi carrera profesional he estado destinada en Seguridad Ciudadana, en el Grupo de Atención al Ciudadano (Radiopatrullas) y en la Unidad de Intervención Policial (UIP).

También he pasado unos años en Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, Unidad de Prevención, Asistencia y Protección a las victimas de Violencia de Género (UPAP), Seguridad y Calabozos, Sala del 091 y Policía Judicial.

He tenido el placer de conocer 8 plantillas distintas, con grandes compañer@s en todas ellas y he podido comprobar personalmente que hay unos patrones que se repiten en todas a nivel interno:

  1. Problemas con algunos mandos.
  2. Falta de personal.
  3. Malas condiciones de las plantillas.
  4. Falta de Formación.
  5. Falta de material.
  6. Falta de interés por la vida personal de los Policías.
  7. Policías desmotivados y resignados.
  8. Situaciones de abuso de poder, debido al autoritarismo.
  9.  y más.

«NO SOPORTO LAS INJUSTICIAS NI LOS ABUSOS DE PODER»

 

Me gustaba mucho mi profesión pero la cosa empezó a cambiar a raíz de ser madre y decidir que para mí lo prioritario era mi familia.

Esa decisión me llevó a tener muchos conflictos en las distintas plantillas con mis superiores, ya que para mucho de ellos su prioridad era el trabajo y no la familia.

He pasado por un muchas situaciones en el Cuerpo Nacional de Policía y sé lo complicado que es todo, cuando no te dan facilidades para conciliar tu vida laboral y familiar, y además empiezas a sufrir acoso laboral.

En un trabajo como el nuestro dónde se debería cuidar con esmero el factor humano, ayudar a los Policías que estén pasando por una situación profesional, personal o familiar complicada dándole facilidades, debería ser prioritario.

He aprendido durante el camino, que todo lo que te ocurre en la vida es el resultado de tus propias  decisiones.

Por ese motivo tomé la decisión de separarme un tiempo de mi profesión y pasar a la situación de excedencia, para reinventarme y ayudar a mis compañer@s desde fuera del sistema.

Descubrí el mundo del desarrollo y crecimiento personal hace ya muchos años, y las herramientas que ofrece me han ayudado a superar muchos momentos difíciles.

El darme cuenta que cuando te enfocas en buscar soluciones y no tanto en los problemas, y empiezas a buscar otras maneras de ver las cosas, todo cambia.

 

«CUANDO TÚ CAMBIAS, TODO CAMBIA»

 

Estoy aquí para ayudaros en todo lo que esté en mis manos.